Por que no contratar un #CommunityManager de 23 años


No se trata de generalizar, no tenemos nada en
contra de las personas de 23 años. Ni tampoco es que la gente joven no sea capaz de gestionar
bien las responsabilidades en social media de un negocio. Se trata, sin embargo, de comprender
que el hecho de que un adulto no comprenda las redes sociales tenga, inevitablemente, que
dejarlas en manos de su sobrino, sobrina o cualquier otro recién licenciado sólo porque
“son muy buenos en Facebook”.
Si tiene un negocio que se dirige a los jóvenes y modernos, lo mejor es buscar a un Recién licenciado o un community manager joven y experto que pueda echarle una
mano. Pero no asuma que para realizar las labores de social media tiene que contratar
a alguien joven sólo porque sí. Éstas son las razones:

1. No son lo suficientemente maduros: en comparación con la gente joven de hace
50 años, que se hacían adultos y se independizaban mucho antes, los jóvenes de hoy
en día no sólo no están preparados para hacerlo sino que no sienten que han
alcanzado la edad adulta hasta que están cerca de la treintena, según un reciente
estudio de la Universidad de Clark. De hecho, suelen sentirse inestables y son egoístas
ya que están más preocupados por descubrir quiénes son en realidad y cómo pueden
mejorar sus vidas. Esto es muy bueno para ellos, pero no lo es tanto para su negocio, concretamente cuando se trata de temas de social media, porque esto va de comunicación en estado puro, de hablar con la audiencia en un tono maduro y serio
en muchas ocasiones.

2. Están centrados en su propia actividad en las redes sociales: si contrata a una
persona joven para gestionar sus redes sociales tendrá que preocuparse también por
cómo gasta realmente su tiempo. ¿Merece la pena tener que monitorizar a esta
persona?

3. Puede que no tengan la misma experiencia: su compañero recién licenciado puede ser muy bueno en Facebook e Instagram, pero asegúrese de comprobar la
verdadera sustancia de sus posts y actualizaciones. Debe asegurarse de que sus publicaciones reflejan realmente la imagen de su marca y de que no va a haber
problemas ocn una foto publicada a altas horas de la noche en la cuenta de Twitter equivocada.

4. No puede controlar a sus amigos: esto no es algo sólo para los recién
licenciados, pero es un riesgo que debemos considerar. Incluso si contrata a un verdadero genio, asegúrese de que sus amigos no publican contenidos inapropiados
en las redes sociales de su compañía.

5. Ninguna asignatura puede sustituir al aprendizaje en un puesto de trabajo: el
social media para los negocios son relamente muchas cosas en una: marketing, servicio al cliente, relaciones públicas, gestión de crisis, branding… ¿Cuánta experiencia tiene una persona joven en el desarrollo de todas estas funciones?

6. Puede que no entiendan su negocio: hay mucho que aprender cuando una
persona llega de nuevas para encargarse de las redes sociales de un negocio, más allá
de las herramientas sociales. ¿Qué mantiene a su empresa en el mercado? ¿Cuáles
son las expectativas habituales de sus clientes? Ningún empleado nuevo será capaz de
responder a preguntas de este tipo de la noche a la mañana pero un recién licenciado
tendrá incluso más dificultades en este sentido en la curva de aprendizaje.

7. Las habilidades de comunicación son clave: la comunicación es un factor crítico
para asentar una acción de social media. Así que, antes de darle a una persona tan
joven el control de las publicaciones en internet por parte de su compañía, compruebe
sus habilidades para escribir y comunicarse. Y es que mucha gente joven todavía no ha
aprendido “el arte de comunicar”. Asegúrese sobre todo de que saben leer entre
líneas.

8. El humor es un truco de negocios: a la gente le gusta que se le entretenga, y
mucho más en los social media. ¿Será capaz un recién licenciado de comprender el
sentido del humor de su público obbetivo y de entretener a su audiencia de la forma
adecuada o más bien conseguirá ofenderles?

9. La gestión de los social media puede llegar a convertirse en una gestión de
crisis: la naturaleza del tiempo real en los social media puede generar rápidamente un
desastre de relaciones públicas a partir de lo que era inicialmente una mera
conversación, sobre todo si la persona que lleva el timón
se para a pensar bien las .
cosas.

10. Tiene que guardar bien las contraseñas: si a pesar de todo lo anterior usted
decide contratar para el puesto de social media manager a una persona de 23 años,
asegúrese de que utiliza los correos electrónicos de la empresa para las cuentas de las
redes sociales así como de que comparta con usted las contraseñas.

Por Marketing Directo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s