¿deberías hacer todo lo que te imaginas…? Fantasías sexuales


La capacidad de fantasear es indicadora de flexibilidad, creatividad, riqueza interior; aunque, como suele suceder en todos los aspectos de la vida, depende del equilibrio… todo el mundo tiene fantasías sobre el sexo – éstas son naturales, normales y sanas. Ya sea sexo en un lugar exótico o tener sexo de a tres, tu pareja y tú pueden confiarse sus fantasías y pensar si quisieran realizarlas juntos.

Sin embargo, ¿ya que puedes imaginar cualquier cosa con respecto al sexo, deberías hacer todo lo que te imaginas?

No, desde ya que no. Si hablas sobre tu fantasía con tu pareja, y tu pareja se siente cómoda con ella y acepta dejarte que simules que la estás forzando, puedes realizarla.

Pero existen algunas fantasías sexuales que no deberías realizar nunca, como cualquier cosa que no haya sido consensuada. Por ejemplo, si tu fantasía es que tú quieres forzar a alguien a tener sexo contigo, ¡no puedes nunca realizar algo semejante! Eso se llama violación, y es un horrendo crimen contra otro ser humano.

Como he mencionado, existen algunas fantasías que nunca deberían realizarse. Existen otras fantasías que podrías querer realizar pero puede que nunca hayas tenido la oportunidad, como tener sexo con una estrella de cine. Además, existen fantasías que podrían no ser muy inteligentes para que realizaras, como tener sexo con tu jefe.

En la vida sexual, las fantasías son un aliado necesario y gratificante. Constituyen puntos de apoyo fundamentales para el despliegue del erotismo. Como un estímulo que despierta el deseo, continúan desarrollándose durante el estado hipnoide que implica dejarse llevar por la excitación, apareciendo con más facilidad la transgresión de normas o valores que no se actuarían manifiestamente.

Sin embargo, muchas personas suelen temer a sus fantasías sexuales, tal vez porque ellas no coinciden con lo que es su vida real. Creen que si fantasean puedan desear llevar esas fantasías a la acción y hacer algo que no está permitido por su propia conciencia

Estudiosos de la vida imaginativa de las personas en relación a su sexualidad han descubierto que las fantasías suelen ser uno de los elementos con mayor resistencia a ser compartidos con otros, aún con la propia pareja. El miedo, la vergüenza, el pensar que sólo uno es el que imagina “semejantes cosas”, suele actuar como inhibidor de las fantasías y de su comunicación.

Tener fantasías sexuales es algo normal y sano, tanto para los hombres como las mujeres. Muchos expertos aseguran que la abundancia de fantasías sexuales ayuda en la relación sexual de pareja establecida.

Fantasear nos recuerda que somos humanos, que automatizarnos sexualmente, como en cualquier otra área de la vida, no nos permite vivir plenamente.

Aqui les dejo algunas de las fantasias tanto masculinas como Femeninas…

Las 10 fantasías sexuales más comunes de la mujer:

Fantasías con tu pareja.
Al igual que le ocurre a los hombres, esta es la fantasía número uno de la mayoría de las mujeres: Cosas que has hecho o te gustaría hacer con tu pareja. Pese a los mitos acerca de la fantasía, está claro que a la mayoría nos pone más lo que se puede lograr que lo inalcanzable.

Sexo con alguien que no es tu pareja.
Para las mujeres esto suele ser un amor del pasado. Y es muy frecuente que las mujeres nos sintamos culpables por fantasear con alguien del pasado, reviviendo cierta situación… pero no debemos sentirnos mal por ello, es algo totalmente normal.
Si la fantasía la tienes con alguien nuevo, simplemente es la fantasía de toda la vida por querer lo que no podemos tener. Estar en una relación de pareja no hace que mágicamente nos dejen de atraer los hombres. Simplemente ocurre que debemos tratar con estos sentimientos de una forma totalmente diferente a como tratamos otros sentimientos. La mente es el sitio más seguro, está medicamente probado que la imaginación es infértil.

Sexo con otra mujer.
Tal vez por el motivo de que no está tan mal visto como en el caso de los hombres, las mujeres tendemos a tener más fantasías de este tipo que los hombres. Además, también es más difícil que nos acomplejemos por ello pensando que somos gays por ello. No necesariamente se fantasea con alguien que conozcamos, simplemente con alguien que sabe lo que queremos.

Cosas que nunca hemos probado.
Estas fantasías puede incluir cosas como que nos aten, trios, observar a otros, etc. La mujer, pese a ser muy imaginativa y fantasiosa, muy rara vez le confesará ninguna idea a su pareja por miedo a ser juzgada. Si no se puede realizar, lo segundo mejor es vivirlo en la mente. Para las mujeres más atrevidas, que sí se lo comunican a sus parejas en espera de poder realizarlo, la imaginación les permite recrearlo anticipadamente para así prepararlo más y mejor.

Sexo oral.
Este es el método más rápido y efectivo para que la mujer tenga un orgasmo, razón por la que no sorprende que sea algo con lo que fantaseamos tanto. Al hombre de nuestros sueños no sólo le gusta el sexo oral sino que es tan entusiasta por ello que se pasa días queriendo darte placer oral, casi como un esclavo sexual, tal vez alto, guapísimo y musculoso.

Sexo romántico.
Esta es la fantasía más confesada por las mujeres, supuestamente porque es la más aceptable. Las fantasías de sexo romántico son aquellas que tienen un enfoque emocional de película: un atractivo hombre, incapaz de amar a las mujeres, nos conoce y se enamora locamente de nosotras por nuestro aspecto y fuerte personalidad y acaba llevándonos a una playa vacía donde la luna brilla intensamente sobre nuestros rostros enamorados…

Dominación.
Sexo apasionado y forzado, pero rara vez con violencia o dolor. Se puede fantasear con esto porque en nuestra mente lo tenemos todo bajo control, cosa que no sucede fuera de la mente.
Sucede también al revés, que en lugar de ser nosotras las dominadas, soñemos con ser nosotras mismas las que estamos en poder, generalmente en sitios donde el hombre suele ejercer poder, igual la oficina o el juzgado. Nos atrae ser la mujer dominante porque generalmente en nuestras vidas es al revés, el hombre suele ser quien tiene mayor poder y fuerza.

Que un hombre nos encuentre irresistibles.
Si eres tan sexy, guapa, preciosa, hermosa y atractiva que el hombre no puede contenerse estás excluida de responsabilidad por lo que pueda suceder. Esta es una fantasía muy típica en las mujeres que aún no han tenido relaciones sexuales pues sirve de perfecta excusa para experimentarlo por fin, pero también es algo típico en el resto de las mujeres pues ¿a quien no le gustaría ser tan atractiva que los hombres estuviesen babeando por ella?

Trabajar como stripper o prostituta.
Esta es una fantasía popular entre las mujeres que en la vida real se encuentran coartadas de relaciones sexuales. En sus fantasías dan rienda suelta a su sexualidad con la excusa de que se les pague por ello. Además, en las fantasías que los hombres paguen por nosotras quiere decir que somos tan atractivas que gustosamente nos darán todo su dinero por estar con nosotras.
Sexo con un desconocido.
En la realidad este tipo de relación suele funcionar terriblemente mal, pero en nuestras fantasías merece la pena. Esto es sexo porque sí, porque nos apetece, lo cual nos provoca muchísimo placer. Puedes ser tan mala como quieras porque a la hora de la verdad, nunca le verás otra vez.
También es muy común fantasear con alguien a quien no le vemos el rostro. Alguien que se acerca por detrás y te hace sentir cosas increíbles sin necesidad de tener contacto visual.

Las 10 fantasías sexuales más comunes del hombre:

Fantasías con su pareja.
No es broma. Esta es la principal fantasía para la mayoría de los hombres: cosas que han hecho o les gustaría hacer con la pareja (por cierto, también es la fantasía principal de las mujeres). ¿Por qué fantasear sexualmente con sus parejas? Porque les pone más lo que se puede agarrar y obtener que lo imposible.

Sexo con alguien que no es su pareja.
Frecuentemente se trata de un amor del pasado, una amiga o una celebridad. Los motivos para esta fantasía no son nada complicados de entender: Muchos desean tener relaciones con una nueva mujer y fantasear con ello es la mejor forma de hacerlo sin perder su pareja actual.

Sexo oral.
Esta es una de las fantasías sexuales más comunes tanto en hombres como mujeres. Algo que no debe faltar para sus fantasías de felaciones: que la mujer no lo haga por dar placer sino porque también le da placer a ella misma.
También es común fantasear con darle a ella sexo oral. Muchas mujeres disfrutan más del sexo oral que del coito, por lo que ellos, como los grandes maestros del placer que pretenden ser, también quieren darte placer de este modo.

Sexo con dos o más mujeres.
Si el sexo con una mujer resulta divertido y estimulante, seguro que hacerlo con dos lo es el doble. Si a esto le añades un pequeño toque lésbico, el hombre se pone realmente cachondo. En sus fantasías, el hombre es híper potente, perfectamente capaz de provocar múltiples orgasmos en ambas mujeres. Eso sí, cabe mencionar que a la hora de la verdad, según muestran los estudios realizados, los hombres no llevan muy bien este tipo de relación y prefieren no tenerlas en la vida real.

Voyerismo y exhibicionismo.
Pocas personas podrían evitar mirar a una pareja mantener relaciones sexuales si piensan que nadie les ve mirar. El motivo por el que el voyerismo es una fantasía popular tanto para el hombre como para la mujer, es que en realidad, el sexo es algo privado y realizado en secreto. Bien es cierto que lo vemos todos los días en la tele, pero no es lo mismo que verlo en la vida real.
Las fantasías de exhibicionismo suelen buscar que se les admire. Montas un show sexual, y el voyerista (las personas que miran) tienen envidia de lo que está haciendo la pareja. Así pues, en realidad es una fantasía egocéntrica que busca admiración y despertar la envidia de los mirones.

Que sus parejas se masturben para ellos.
El ver a sus parejas (nosotras las mujeres) masturbarse es algo que suele estar en la lista de fantasías sexuales que tienen casi todos los hombres. En cierto modo les sirve para darse cuenta de que tú, su pareja, tienes tantos deseos por actividad sexual como lo tiene él.
También está la fantasía de espiarte mientras te masturbas en secreto. Esto también les viene bien para responderse a la curiosidad por lo que haces cuando él no está contigo.

Sexo anal.
Esto no quiere decir que sean medio gays, ni siquiera tendencias a serlo. El ano es una zona erótica, especialmente para los hombres. A muchos hombres les encantaría que su mujer les penetrase con un dedo, o penetrarle a su mujer por el ano. De todos modos, por miedo a que pienses que tiene tendencias homosexuales, sería raro que tu hombre te confiese esto.

Esclavitud y sadomasoquismo.
Por lo general la mujer es atada, y él es el que ata y domina. Estas fantasías suelen ser acerca del poder, del tenerlo o carecerlo, y es algo que atrae por los dos lados. La fantasía suele estar provocada por algo que han visto en la tele, alguna película o página web que les trae esto a la mente.
La fantasía por experiencias sadomasoquistas no son tan comunes pero no es extraño encontrarlas. La mayoría de estos se limitan a unos azotes. El placer y el dolor infringido están intrínsecamente relacionados en la mente de algunas personas. Las fantasías masoquistas suelen estar relacionadas con subconscientemente pensar que el sexo es malo por lo que necesitan ser castigados por disfrutar de ello.

Dominación.
Aunque a las mujeres nos pueda sorprender, al contrario de lo que tendemos a creer, cuando los hombres fantasean con la dominación sexual sobre la mujer, lo hacen soñando con ser capaces de ayudarte a realizarte y entregarte más poder a través de su gran técnica y carisma en lugar de la violencia. Tú comienzas diciéndole “no”, pero acabas diciendo “sí, quiero” por lo buena y maravillosa que eres.
Si por el contrario la fantasía que tiene es de que él sea el dominado, esto simplemente refleja una fantasía por algo que realmente sería difícil de que suceda, pues normalmente ellos pondrían de su parte sin necesidad de ser sometidos contra su voluntad.

Sexo con otro hombre.
Que tengan fantasías sexuales con otro hombre, o con formar un trío en la que haya otro hombre no quiere decir que sean homosexuales, simplemente que tienen algo de curiosidad por saber cómo será.

“Muchas de nosotras siempre tenemos reparos a hablar de estos temas, pero les aseguro que la inmensa mayoría de las mujeres tienen fantasías sexuales. Esto es un artículo educativo sobre las relaciones, son fantasías, no quiere decir que se hagan, ni siquiera si se tiene la oportunidad. ¡Son fantasías!”

4 comentarios en “¿deberías hacer todo lo que te imaginas…? Fantasías sexuales

  1. es saber si mi esposa antes se excitaba cuando me contaba todo lo que hizo con otros en realidad 2 uno su novio y otro un hombre maduro que la sedujo e hizo cosas que con el novio no hizo, tan asi que me decia que despues de hacerlo se arrepentia pero porque lo seguia haciendo? y se ve que le excita cada vez que hablamos de ello, a veces me dice que hablemos de otra cosa nose si es verdad o nose si es seguir ocultando su sentir verdadero y queriendo como tapar eso? inclusive le he hablado de hacerlo con otro y que yo vea o no le excita pero que no esta segura. Que sera lo verdadero?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s